El Pacto de Caballeros para dar confianza al los anuncios de Congelamiento en los productos de la canasta servicios, luz gas y ahora el combustible, no es para países del "Tercer Mundo".

El Pacto de Caballeros para dar confianza al los anuncios de Congelamiento en los productos de la canasta servicios, luz gas y ahora el combustible, no es para países del "Tercer Mundo". 

El Pacto de Caballeros para dar confianza al los anuncios de Congelamiento en los productos de la canasta  servicios, luz gas y ahora el combustible, no es para países del "Tercer Mundo".

El marco doméstico se le sumó el aumento en el valor del crudo a nivel internacional que, producto de la suba del dólar, hizo necesario aportar un esquema tendiente a morigerar el impacto de esa suba en el país.

Las petroleras aceptaron mantener los valores vigentes en ese momento y compensar las diferencias resultantes de las variaciones de costos acumuladas en dicho período durante un lapso de seis meses.

Ese pacto no duró mucho ya que se interrumpió en junio del mismo año por una suba del Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC). 

Además, los valores de las naftas terminaron por incrementarse en 14 oportunidades y casi un 75% durante el año pasado a pesar de que las principales variables que determinan los valores como lo son el crudo y el dólar no tuvieron mayores cambios y hasta bajaron durante algunos meses como octubre.

Este año ya se computan dos incrementos el último de los cuales se dio a principios de marzo y que llevó los precios de la nafta premium, por ejemplo, a más de $50 en algunas zonas del país.

Estos aumentos respondieron a la misma ecuación que se viene aplicando para justificar los retoques. Es decir, el avance del precio internacional del petróleo, la apreciación del dólar y la actualización del ITC que, por la reforma tributaria, debe modificarse los primeros días de marzo, junio, septiembre y diciembre de cada año, según la inflación del trimestre anterior.

Pero algunos funcionarios ahora advierten sobre la necesidad de también dejar de lado el cronograma de ajustes para lo que resta del año, teniendo en cuenta además que el corcet puesto al dólar por el Banco Central para que no supere los $51 y las medidas para aplacar la inflación no harían necesarios grandes cambios en los precios de los surtidores.

En las petroleras consultadas informaron a estos Medios Política y Casa Rosada Congreso de la Nación y La Voz de los Gremios, negaron haber mantenido contactos con el Gobierno para avanzar sobre el tema y se aferran a las palabras de Lopetegui de rechazo al congelamiento en este segmento.

Sin embargo, el secretario de Energía también había anticipado que las tarifas  iban a mantener sus cronogramas de subas, lo cual no quedó reflejado en el acuerdo de estabilidad económica difundido por el Gobierno.

Por eso no se descarta que la promesa de Lopetegui en referencia a las naftas y el gasoil termine siendo solamente eso y que, en la práctica, ganen aquellos ministros que pretenden reclamarle a las petroleras un "esfuerzo" como el que se le pidió a las grandes fabricantes de alimentos, cadenas de supermercados, empresas de servicios públicos y al propio 

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios